Educación pública:

Gastronomía de UTU duplicó su matrícula en diez años, con mayor crecimiento en carreras superiores

Unos tres mil seiscientos alumnos optaban en 2005 por carreras de UTU vinculadas con la gastronomía, sobre todo a nivel básico. Una década después, la institución supera los seis mil matriculados, con un crecimiento particular en las opciones de formación superior. La inspectora nacional del área, Nancy Rosado, informó sobre el interés que generan esos estudios, los niveles de egreso y las oportunidades del mercado.
La inspectora Rosado informó que en la Escuela de Hotelería, Gastronomía y Turismo se facilita la educación media superior, es decir, que aquellos estudiantes que cursaron ciclo básico pueden terminar el bachillerato a través del núcleo de la gastronomía. “Están aprendiendo lo que realmente les gusta, pero a la vez están completando la educación media obligatoria”, explicó. Además mencionó que obtienen una titulación de egreso que les facilita el acceso a oportunidades de trabajo.
El cupo disponible por generación es de unos seiscientos o setecientos estudiantes, pero los aspirantes siempre superan esa cifra, ya que se trata de una carrera muy demandada. La funcionaria sostuvo que, dadas las condiciones de la propuesta educativa y la disponibilidad locativa, no es posible por el momento incrementar los cupos, pues ya funcionan cinco cocinas en forma simultánea y se trabaja con materiales de riesgo. Actualmente los grupos no superan los veinticinco alumnos.
Luego de cursar educación media superior, que implica dos años, los estudiantes pasan a tercer año, bachillerato profesional. Esta opción suele ser preferida por los inscriptos más jóvenes, unos ciento ochenta alumnos por año. Al egresar de media superior con un título intermedio, ese tercer año de profesionalización puede ser concretado posteriormente.
A nivel país, en los distintos centros de estudio donde se forma en gastronomía, hay más de 6.000 matriculados y más de 50% corresponde a educación media superior, con bachillerato y una tecnicatura binacional que permite doble titulación en Rivera, formación que este año diplomará a la primera generación de egresados, unos treinta estudiantes. En 2005 eran solo 3.600 los alumnos, en su mayoría de educación media básica, unos tres mil. En una década, prácticamente se duplicaron las plazas.
Rosado dijo que muchos alumnos se inscriben por “moda” en gastronomía, ya que los medios televisivos difunden una variada propuesta de programas donde la cocina es parte, pero permanecen y culminan los que tienen vocación por esta profesión. “Son carreras con muy buena inserción laboral y sus estudiantes son reconocidos en el rubro”, aseguró.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario