El productor Jorge Fabeiro cosechó una sandía con la forma del Uruguay

(Por José María Almada Sad) El productor Jorge Constantino Fabeiro se destaca por sus emprendimientos novedosos relacionados a la sandía y la búsqueda constante de promover la producción nacional de la fruta. Recordemos que en sus años de más intenso trabajo con la sandía en Tranqueras, desde aquí realizó por primera vez en nuestro país exportación a España y Holanda, además de plantación experimental de semillas de sandía tranquerense en suelo de Estados Unidos luego de los rigurosos trámites ante el Ministerio de Agricultura norteamericano.
Su labor en Tranqueras fue más allá de la labor en chacra, y en lo social se destacó en varias entidades y también el Club de Leones, entidad que servicio que sigue integrando, y donde llegó desde Tranqueras a cargos nacionales y fuera de fronteras. Actualmente se encuentra radicado en el sur con otros emprendimientos, sin dejar su condición de productor de sandías.
Nos relata Fabeiro que sus actuales plantaciones están en las inmediaciones de Pan de Azúcar, y realiza cultivos que no compiten con los cultivos de Rivera, pues cosecha a partir de fin de febrero, cuando en Rivera ya no hay más. De este modo, extiende la oferta a ciertos clientes muy seleccionados, pues la sandía a partir de marzo ya casi no se vende, si no se cuenta con canales de venta que estén dispuestos a continuar durante marzo y abril.
Agrega que produce especialmente para algunos clientes como Tienda Inglesa, agregándole algunos toques publicitarios, como sandías talladas por un amigo suyo de Florida, con el logotipo de dicho cliente y el suyo propio, las que estuvieron expuestas en verano en Punta del Este. Afirma que con estas novedades lo que busca es estimular la promoción de la sandía, para beneficio de todos. Incluye en sus promociones un afiche encabezado por el slogan “Sonríe… es tiempo de sandía”.
Los últimos días de marzo, ante escribano público, Fabeiro cosechó una sandía cúbica y otra con forma del mapa de nuestro país, con labrado de acta notarial y proceso de patentado de la idea.
Ante la novedad, quisimos saber detalles del curioso logro, a lo que el productor nos relató que se trata de una sandía común, solo que cuando la fruta ha “cuajado”, o sea, la flor femenina ha sido fecundada por el polen de la flor masculina, cuando tiene un tamaño de unos cinco centímetros de diámetro, la coloca en un molde desarmable construido artesanalmente por nuestro entrevistado.
La sandía con forma de cubo es sencillamente un molde con las seis caras de un cubo que cuentan con un sistema de ensamblado, y un pequeño orificio por donde sale el tallo de la fruta. En cuanto a la sandía con forma de Uruguay, son tres módulos de acrílico de tres centímetros de espesor, a los cuales Fabeiro les ha tallado con una sierra caladora, el contorno exacto de nuestro país.
Los módulos se arman y se superponen al momento de colocar a la sandía, con dos tapas, inferior y superior, atornilladas, donde la tapa superior permite incluir un logotipo en este caso el del propio productor, o futuramente el logo de algún cliente. El proceso de crecimiento demora unos veinte días, hasta que la fruta completa su proceso de crecimiento, apretándose contra el molde, tomando su forma. Cuando se aprecia que completó todo el espacio del molde, se procede a la cosecha, desarmando el molde.
Fabeiro nos ha relatado la noticia con su acostumbrada dosis de buen humor ante la curiosa situación. Lo que va muy en serio es su labor por destacar la producción nacional y en su afiche que mencionamos antes, destaca: “Consuma más frutas y verduras de estación. Es la mejor forma de cuidar su salud y apoyar eficazmente la producción nacional. Desde diciembre hasta marzo-abril en Uruguay se cosechan las mejores sandías, una de las frutas más populares y deliciosas. Su consumo es recomendado por médicos y nutricionistas, y es la manera más sana, agradable y económica de hidratarse y al mismo tiempo ingerir nutrientes, vitaminas y minerales necesarios”.
Cabe recordar que un kilogramo de sandía contiene 280 calorías, 3500 U.I. de Vitamina A (Retinol), 870 gramos de agua, 60 gramos de hidratos de carbono, 18 gramos de fibra, 800 miligramos de potasio, 80 miligramos de Vitamina C, así como algo de Vitamina B1 (Tiamina) y Vitamina B2 (Rivoflavina); también en menor cantidad calcio, fósforo, sodio, niacina, hierro, magnesio. No contiene colesterol ni grasas.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario